viernes, 9 de diciembre de 2011

Mi Historia no ha Cambiado...


Sigo aquí, porque realmente nunca me he ido
espero por ti, aunque quizá te gane el olvido
siempre recuerdo que juré amarte con todos mis sentidos
no lo hice en vano porque para adorarte me sobran motivos.

Y si algún día me quisiera casar definitivamente me gustaría que fuera contigo
porque desde que te vi solo quería tenerte y no soltarte, tal como un abrigo
me acuerdo claramente de ese primer día en el que me enamoré y puse a Dios como testigo.

¿Mi mejor táctica? La más convencional, me convertí rápidamente en tu mejor amigo
Iluso yo, que creía que me verías como un futuro marido
pero ahí seguí, al pie de lucha, para conquistarte con canciones al oído
recitarte aquellos poemas que nunca antes había leído
y definiendo el amor con palabras que jamás en el diccionario había conseguido

Me dediqué a escribir un montón de cartas que jamás te di
porque creo que para idiota fue que nací
hubo demasiadas cosas que se quedaron guardadas en mi
Y no, no es tu culpa que esté así, solo, sin ti
mejor arrojemosle la falla al destino que no se dignaba a regalarnos lo prohibido.

Te confieso que aún sueño con besarte, porque por miedo no lo he vivido
robarle un beso a tu boca y decir que la he querido
eso, ha sido casi tan imposible como regalarle tu cara a un mendigo.
Puede que me llames loco, o creas que un tornillo se me ha safado,
pero si tengo claro, que eres la única que en mi vida he amado.

Pd: Esta carta será probablemente otra que tampoco te enviaré
aunque hace años te dije que eran tuyas y que algún día te las daré.