jueves, 17 de noviembre de 2011

Callada y Ausente escucha esta Presente


Buenas noches...
Disculpa si irrumpo en tu vida una vez más,
como siempre sin avisar,
es que hoy no consigo descansar,
tu foto junto a la cama es imposible quitar
aunque también es ella quien sin parar
todos los días me recuerda que ya no estás.

Dejaste tu silueta marcada en la cama
y tus medidas en las manos de quien te ama.
Perdón si no te dejo hablar
quizás como yo tengas mucho que expresar
pero hoy solo me interesa hacerme escuchar
así que calla y responde solo con tu mirar.

Ya no aguanto más tu ausencia,
eres tú la otra mitad de mi esencia,
lo reconozco cuando huelo tu perfume en la almohada,
esa que que nadie usó más por respeto a ti, mujer amada.

Si mis ojos se inundan no te preocupes
ya me acostumbre a llorar sin que nadie me aupe.
De vez en cuando abro tus gavetas
creo que tengo la esperanza de encontrar ahí las respuestas.

Y si de repente sueño contigo
otra lágrima rueda porqué sé que estás conmigo,
no se abandona a quien fue más allá que un amigo.
Si otro ya ocupado mi lugar no me lo hagas saber,
no necesito más motivos que me hagan perder.

En este momento me siento mejor
¡vamos mujer! entiéndeme,
yo sé que decirte esto fue todo un error
pero tu ni te imaginas el horror
que es vivir cada día sin sentir tu amor.

Ahora acompáñame a la puerta
pero ¡Por favor! hazme sentir que no estás muerta.



Chicos regalenme sus impresiones acerca del texto, estaré publicando otros escritos, ya que participaré en un concurso de la universidad y competiré con la carta que más guste al público, es decir, ustedes. 
Gracias de antemano y disculpen mi falta de actualización del blog.

1 comentario:

  1. TIENES MUCHO TALENTO, ES LINDO TU TEXTO ME GUSTO MUHO.

    ResponderEliminar