martes, 14 de junio de 2011

Una Amante Más...

Era de noche, yo apenas me despertaba
y a lo lejos escuchaba tu reproche.
Para mi ya era normal quedarme dormido
mientras tú hablabas e intentabas encontrar en mi un amigo
Olvidabas que solo eramos amantes de un viernes frío,
de esos días en que la pasión alborota tus sentidos.
Tú, una niña de su casa que lo dejaba todo por este tío.
Yo, era el culpable de que ahora fueras una más de mi destino.
Te habías convertido en un capricho,
pero ya empezaste a aburrir a este susodicho.
Me cansé de matar las ganas con los mismos besos y en la misma cama,
me harté de buscarte y cada vez que quiero encontrarte.
El placer que sientes cuando me ves se nota que es incomparable,
el amor que te doy, no es recomendable.
A ti, de ahora en adelante, me gustaría solo invitarte
a tomarnos una copa un viernes frío y a fumarnos un habano
que tenga sabor a olvido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario